5 Ene

Roger Babson: El hombre que intentó luchar contra la gravedad

A lo largo de la historia el ser humano ha aprendido a vivir con la gravedad a pesar de sus innumerables inconvenientes, aceptándola como un hecho físico del universo. Pero no Roger Babson. Un exitoso hombre de negocios y economista estadounidense, Babson no era un hombre al que se le podía maltratar.

roger-babsonRoger Babson nació en 1875 en Gloucester, Massachusetts. Asistió al MIT y poco después de obtener el título de ingeniero, fundó una empresa de análisis de seguridad y gestión de inversiones. En una década, Babson se había convertido en un multimillonario. A través de una serie de inversiones rentables, Babson multiplicó su fortuna y se convirtió en uno de los principales economistas de su tiempo. Es autor de más de 40 libros sobre problemas económicos y sociales y de cientos de artículos en revistas y columnas de periódicos. El Babson College que fundó en Wellesley es uno de los más prestigiosos de los Estados Unidos.

Babson atribuyó su éxito en el negocio de las inversiones a los principios que aprendió de la ley de la gravitación de Sir Isaac Newton, así como de su ley de acción y reacción. Era su creencia que las leyes de Newton gobernaban no sólo el movimiento de todos los cuerpos celestiales y terrenales, sino también la dinámica del mercado de valores. “Lo que suba bajará”, dijo, y “el mercado de valores caerá por su propio peso”, predijo una vez. La profecía se cumplió en un mes cuando la bolsa de valores se derrumbó en octubre de 1929. Babson fue una de las pocas personas que predijo la crisis y la consiguiente depresión económica.

Lee esto también  El Cumbre Vieja, amenaza de Tsunami en el Atlantico

La obsesión de Babson por la gravedad comenzó desde la infancia. En un ensayo titulado Gravedad – Nuestro Enemigo Número Uno, Babson recuerda el ahogamiento de su hermana, un accidente que culpa directamente a la gravedad. “Fue incapaz de luchar contra la gravedad que subió y la agarró como un dragón y la llevó al fondo. Allí se asfixió y murió por falta de oxígeno”, escribió Babson.

“Poco a poco descubrí que la ‘vieja gravedad’ no sólo es directamente responsable de millones de muertes cada año, sino también de millones de accidentes”, decía el ensayo. “Caderas rotas y otros huesos rotos, así como numerosos problemas circulatorios, intestinales y otros problemas internos se deben directamente a la incapacidad de la gente para contrarrestar la gravedad en un momento crítico”.

Su rencor con la fuerza fundamental del universo dio un giro apasionado cuando perdió a su nieto en 1947, también por ahogamiento. Dentro de un año, Roger Babson fundó la Fundación de Investigación de la Gravedad para explorar ideas por las cuales la fuerza de gravedad puede ser controlada e incluso derrotada. En ese momento, la Teoría de la Gravedad era en gran medida un área de investigación descuidada, y Babson quería estimular el interés en el estudio de la gravedad. Para ello, la Fundación organizó concursos de ensayo sobre el tema de la investigación de la gravedad. Se otorgaron premios monetarios a las mejores ideas presentadas.

Babson dejó claras sus intenciones cuando anunció que estaba buscando sugerencias de dispositivos antigravedad, de aislantes parciales, de reflectores o de alguna sustancia que pudiera reflejar o absorber la gravedad. La respuesta de la comunidad científica fue tibia. Así que el estrecho colaborador de Babson, George M. Rideout, aconsejó a Babson que reformulara sus declaraciones para que pareciera que la Fundación no estaba tratando de luchar contra la gravedad, sino más bien de entenderla. Desde entonces, la Gravity Research Foundation ha recompensado ensayos de investigadores científicos sobre el tema de la gravitación hasta el día de hoy. El concurso anual de ensayos ha atraído a algunas de las mentes más brillantes del siglo, como Stephen Hawking, que ganó en 1971, el matemático Roger Penrose, que ganó en 1975, y el astrofísico y premio Nobel George Smoot, que ganó en 1993. Al menos cinco participantes ganaron el Premio Nobel de Física.

Lee esto también  Crononautas

En la década de 1960, la Gravity Research Foundation otorgó becas y monolitos de piedra a 13 colegios y universidades de todo Estados Unidos. Los monumentos están inscritos con una variedad de dichos similares, tales como “Es para recordar a los estudiantes las bendiciones que vienen cuando se descubre un semi-aislador para aprovechar la gravedad como poder libre y reducir los accidentes aéreos” y “Es para recordar a los estudiantes las bendiciones que vienen cuando la ciencia determina qué es la gravedad, cómo funciona y cómo puede ser controlada”.

Debido a que la Fundación estipuló que las subvenciones se utilizaran únicamente para la investigación contra la gravedad, el dinero no se utilizó durante décadas porque muchas instituciones no sabían cómo gastarlo. Eventualmente, muchos de ellos terminaron usando el dinero de la subvención para otras tareas que Roger Babson no habría aprobado, como la construcción de extensiones de salas existentes.

La Universidad de Tufts en Medford, sin embargo, hizo un buen uso de las becas, que se destinaron a la financiación del Instituto Tufts de Cosmología, donde “los miembros investigan una amplia gama de temas en física teórica y cosmología”.

“Nadie esperaba realmente que los cosmólogos de Tufts trabajaran en la antigravedad, pero extrañamente lo hacen”, escribió Alexander Valenkin, director del instituto. “Gran parte de la investigación en el instituto se centra en el falso vacío y su repulsiva gravedad, que ciertamente califica como antigravedad. Así que creo que el Sr. Babson no podría haber encontrado mejor uso para el dinero.”

graduacion de gravedadHoy, cuando un estudiante graduado obtiene su doctorado en el Instituto de Cosmología Tufts, se somete a una pequeña ceremonia frente al monumento de piedra que la Fundación para la Investigación de la Gravedad donó a la universidad. El graduado se arrodilla y su asesor de tesis deja caer una manzana sobre la cabeza del estudiante, con la esperanza de que pueda inspirarlo a la manera de Isaac Newton.

Lee esto también  Que tan preparados estamos ante una posible coalision de un asteroide?

 

Loading...
Comparte esto:
Share

Comentários no Facebook