24 Jun

Por qué dormimos? Más razones de las que puedas pensar

La mayoría de nosotros pasamos alrededor de un tercio de nuestras vidas durmiendo, a pesar de no tener realmente una respuesta a la pregunta: “¿Por qué dormimos? Ahora los neurocientíficos se están dando cuenta de que el sueño es más importante de lo que se pensaba. También se están dando cuenta de que el tópico desgastado, “puedes dormir cuando mueres”, es un consejo terrible, ya que ese día sin duda llegará antes si te quedas corto en una buena noche de sueño.

Tu necesitas estar durmiendo de siete a ocho horas cada noche – realmente no hay otra manera de evitarlo. Y si crees que puedes arreglártelas con menos de eso, hay casi un 100 por ciento de posibilidades de que te estés engañando a ti mismo.

¿Por qué es importante dormir?

Mientras que los mecanismos exactos del sueño todavía están siendo estudiados, neurocientíficos como Matthew Walker, han descubierto algunos aprendizajes interesantes acerca de la capacidad de nuestro cuerpo para funcionar; lo que sucede cuando nos privamos del sueño; y los impactos que el sueño puede tener en la sociedad en su conjunto.

importancia de dormirCuando estamos despiertos, Walker dice que esencialmente, estamos causando daño cerebral de bajo nivel. Por esto se refiere a la acumulación de la basura tóxica y pegajosa en nuestro cerebro, conocida como beta-amiloide. Se ha descubierto que esta acumulación de beta amiloide se corresponde con la aparición del Alzheimer, entre muchos otros efectos negativos para la salud relacionados con la falta de sueño.

Y el sueño es beneficioso como algo más que una función reparadora, también repone los recursos gastados y regula los niveles hormonales que dictan nuestro apetito, función cognitiva y habilidades motoras.

Lee esto también  Podría el entrelazamiento cuántico explicar la comunicación telepática

Se ha observado que las dos hormonas que dictan si estamos hambrientos o llenos, la leptina y la grelina, aparecen en la dirección opuesta cuando estamos privados de sueño. Esto inevitablemente lleva a un aumento en el hambre, pero aún peor, lleva a nuestros cuerpos a anhelar alimentos no saludables y que engordan; aquellos con carbohidratos pesados, y menos verdes. De hecho, las personas que duermen de cuatro a cinco horas por noche, tienden a comer de 200 a 300 calorías más por día.

Para los hombres, el sueño es un importante regulador de las hormonas, sobre todo de la testosterona. Los hombres privados de sueño pueden tener la misma virilidad y fuerza que un hombre de 10 años de edad. Para las mujeres, la falta de sueño puede llevar a un riesgo significativamente mayor de cáncer de mama y a una disminución de las hormonas inmunitarias.

De acuerdo con Walker, el solo hecho de introducir una sola noche de cuatro horas de sueño en un horario normal de ocho horas de sueño, puede provocar una reducción de 70 por ciento en las células naturales que matan el cáncer; los asesinos inmunes que atacan los carcinógenos malignos.

Todos los días nuestros cuerpos producen estas y otras células para defenderse de las enfermedades y mantener nuestra salud, y aunque una siesta de gato puede hacer que te sientas refrescado, no compensará la pérdida de estas células.

Comparte esto:
Share

Comentários no Facebook