11 Jul

Leyendas Cortas: Bloody Mary

Siguiendo con la serie de Leyendas Cortas, la leyenda que a continuación presentamos son de esas que se esparcieron a principos de la era del internet, con los famosos e-mails que contaban historias que aparentaban ser reales hasta cierto punto. La leyenda de Bloody Mary es una de esas, preferidas por chicos para ser contandas en noches aburridas que se este en una cabaña solitaria o que no haya luz en la casa y no haya mas nada que hacer. El relato empieza asi:

Como se dijo a través de Internet, 16 de febrero de 1994:

“Cuando yo tenía unos 9 años, me fui a casa de un amigo para una fiesta de cumpleaños. Había cerca de 10 chicos y chicas allí. Cerca de la medianoche, decidimos jugar Mary Worth. Algunos de nosotros nunca habíamos oído hablar de esta historia o juego, pero una de las chicas contó la historia.

Mary Worth vivió hace mucho tiempo. Ella era una joven muy hermosa. Un día tuvo un terrible accidente que dejó su rostro tan desfigurado que nadie la podia ver. A ella no se le había permitido ver su propia rostro después de ese tragico accidente por temor a que iba a perder la razon. Antes del accidente, había pasado largas horas admirando su belleza en el espejo de su dormitorio.

Una noche, cuando todos se habían ido a la cama, incapaz de luchar mas en contra de la curiosidad, se fue a una habitación que tenía un espejo. Tan pronto como vio su cara, ella rompió en gritos y sollozos terribles. Fue en ese momento que estaba tan destrozada que quería volver a tener su rostro anterior, que se entró en el espejo para encontrarla, y juró que nadie que la buscara no iba a salir desfigurado al querer buscarla en el espejo.

Lee esto también  Leyendas Cortas: El Cuerpo en la cama

Después de oír esta historia, que se le dijo de una forma muy aterradoramente, decidimos apagar todas las luces y probarlo. Todos apiñados en torno al espejo repetimos varias veces “Mary Worth, Mary Worth, creo en Mary Worth”. Acerca de la séptima vez que se dijo el nombre, una de las chicas que estaba en frente del espejo empezó a gritar y tratar de empujar el camino de vuelta lejos del espejo. Ella estaba gritando tan fuerte que la mamá de mi amigo llegó corriendo a la habitación. Rápidamente se encendieron las luces y se encontró a esta chica acurrucada en el rincón gritando. Se fue donde la joven y se le agarro su cuerpo para verla la cara u al ver cuál era el problema y vimos que tenia arañazos de uñas largas que le corría por la mejilla derecha. Nunca olvidaré su cara mientras yo viva! “

Hasta ahi la historia que circulo por alla en los albores del uso masivo del internet. Un cuento que hace que el público tema de su propio reflejo en el espejo. Siempre se reduce al viejo adagio de “la curiosidad mató al gato”. Hay algo inherentemente que da miedo la idea de algo que sale de un espejo o de la pantalla de la televisión, al igual que es un mundo paralelo, o tal vez un mundo que es el opuesto a la nuestra, como el usado por películas como The Ring. La idea de un universo opuesto, en paralelo nos da la representación más cercana del infierno. La leyenda de Bloody Mary da a luz la idea de que los espíritus malignos del mundo son capturados dentro del vidrio que captan nuestras propias imágenes, y crea el temor de que no sólo pueden ser llamados en adelante en nuestro mundo, pero que quizás, después de la muerte, nos encontramos con que nos hemos quedados atrapados detrás del cristal del espejo.

Loading...
Lee esto también  La leyenda de la Vieja Yegua Blanca
Comparte esto:
Share

Comentários no Facebook