30 Sep

Fueron las últimas palabras en maya de Jesús?

Jesus en la CruzEl Maestro Jesús aprendió el maya en el Tíbet por lo que hablaba maya. Para prueba de ello tenemos la frase pronunciada en el Gólgota. Es una frase maya que los judíos no entendieron, porque no hablaban maya: Heli Lamah Zabac Tani. Decían los judíos: A Elías llama, a ver si viene a salvarlo. ¿Cómo le iban a entender? En maya riguroso, “Heli Lamah Zabac Tani” significa: Me oculto en la prealba de tu Presencia.

Según lo informado por los evangelistas, Eli, Eli, según San Mateo, y Eloi, Eloi, de acuerdo a San Marcos, lama sabactaní, son puro vocablos Maya, pero tienen un significado muy distinto al atribuido a ellos, y más de acuerdo con Su carácter. Al colocar en la boca del moribundo mártir estas palabras: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?

Palabras en maya y su significado

Esta traducción es injusticia con él, presentándole en sus últimos momentos con desesperación y cobardía, rasgos tan ajenos a su vida, a sus enseñanzas, a la resignación mostrada durante su juicio, a la fortaleza mostrada en su último viaje al Calvario; de manera impropia, por no decir absurda, en flagrante contradicción con su papel de enviado de Dios.

Que Jesús fue un Maestro de las Fuerzas Cósmicas, con un perfecto conocimiento de la Religión Original, se manifiesta en los Libros del Nuevo Testamento; pero no está allí demostrado que entendiera el lenguaje de Mu. Sus últimas palabras, clavadas en la cruz, lo demuestran: “Eli, Eli, lama sabac tha ni.”

Esto no es hebreo ni ninguna lengua que se hablaba en Asia Menor durante la vida de Jesús. Es la lengua pura de la Patria, mal pronunciada y deletreada en el Nuevo Testamento. Debería haber sido deletreado, leído y pronunciado: “Hele, hele, lamat zabac ta ni.”

Lee esto también  El Taos Hum, un zumbido extraño

Traducción:

p. 55

Hel– Me desmayo. Hele– Me desmayo; lamat zabac ta ni–la oscuridad está viniendo sobre mi cara.

No estoy solo en esta traducción. El difunto Don Antonio Batres Jaurequi, un prominente erudito maya de Guatemala, en su libro “Historia de Centroamérica”, dice: “Las últimas palabras de Jesús en la Cruz fueron en maya, el idioma más antiguo conocido”. Dice que deberían decir: “Hele, Hele, lamah sabac ta ni.” Ponlo en inglés: “Ahora me desmayo; la oscuridad cubre mi rostro.” Por lo tanto, estamos prácticamente de acuerdo en todos los puntos importantes. Las pequeñas diferencias son fáciles de explicar.

Jaurequi deletrea la palabra “lamah”. Lo deletreo “lamat”. Deletrea la palabra “sabac”. Lo deletreo “zabac”. Esta diferencia se debe a las traducciones que provienen de dos líneas diferentes de colonización. La mía proviene de la Naga-Maya de Asia Oriental; la de Jaurequi proviene de los modernos mayas de América Central. Los dos, tomados de partes muy distantes de la tierra, concuerdan en todos los puntos materiales.”

Si supuestamente él mismo es Dios, ¿por qué se queja de que Dios le ha abandonado? Evidentemente no hablaba en hebreo al morir, ya que sus dos mencionados biógrafos nos informan de que las personas a su alrededor no entendía lo que dijo (…) Mucho se ha especulado del origen maya de esas palabras.

Alfabeto MayaEn lengua indigena Nâga-Maya tibetano tiene el mismo alfabeto. En el Tíbet se conoce el Maya como el Nâga. Bueno, esto es exactamente el significado de las palabras Maya, HELO, HELO, AH MELA ZABAC TA NI, literalmente: HELO, HELO, ahora, ahora; MELA AH, que quiere decir hundimiento; ZABAC. tintura negra; TA, más; NI, la nariz; en nuestro idioma: ¡Ahora, ahora me estoy hundiendo; las tinieblas cubren mi cara! No hay debilidad, no hay desesperación sino que simplemente le dice a sus amigos que todo ha terminado. ¡Consumado es! y expira.

Loading...
Nota actualizada: Según el profesor Olguín, quien es un respetado médium argentino, la frase es en el idioma Nâga, los investigadores lo confundieron con el maya. La frase significaba: “Me fundo en tu Esencia“.
Comparte esto:
Share

Comentários no Facebook