3 Jul

Es posible provocar terremotos artificialmente?

Es posible provocar terremotos artificialmente?Es posible provocar terremotos artificialmente? A juzgar por diversas investigaciones, que incluyen declaraciones de importantes políticos y militares, se han desarrollado técnicas, basadas en emisiones electromagnéticas de longitud de onda muy larga de muy baja frecuencia (VLF), capaces de producir seísmos. Ciertas anomalías detectadas al analizar las circunstancias que han rodeado a algunas de estas catástrofes, sugieren que dichas técnicas ya se han aplicado en lugares como China o Australia.

El 11 de Marzo de 2011 la tierra tembló dramáticamente en Japón, causando la muerte de miles de personas y dejando sin hogar a más de 600,000. Fue el último episodio, por el momento, de un fenómeno de la naturaleza que ha azotado a la humanidad desde sus orígenes, pero que en los últimos años ha sacudido de forma sospechosa a zonas bastantes pobladas sobre todo del Tercer Mundo.

Algunos investigadores no piensan que se tratara de una catástrofe natural. Determinadas circunstancias les hicieron sospechar que en el seísmo influyeron ostros factores. Cada vez son mayores los indicios de que ciertas técnicas, relacionadas con emisiones radioeléctricas de muy baja frecuencia, pueden tener unos efectos demoledores sobre la corteza terrestre. Conseguir el control, aunque solo fuese parcial, de los movimientos sísmicos seria un arma de capital importancia e insospechadas consecuencias.

Tesla: El genio Maldito

Nikola Tesla proyecto haarpBuena parte de las técnicas que supuestamente podría utilizarse para provocar un seísmo proceden de los trabajos de Nikola Tesla, el cual posee una obra que ha sido ignorada en gran medida, cuando no directamente censurada. En un experimento que realizo a principios del pasado siglo, este ingeniero coloco un aparato vibrador sobre un pilar de acero y lo dejo actuando mientras se ausentaba unas horas. En pocos minutos, el área circundante a su laboratorio, de un barrio de Manhattan, Nueva York, comenzó a sufrir un pequeño, pero espectacular, terremoto, con roturas de cristales y de los anclajes de la maquinaria pesada. El movimiento solo se detuvo cuando rompió el dispositivo con un martillo. Que había pasado? Al parecer, la frecuencia del artefacto había entrado en resonancia con la capa arenosa que se encontraba bajo el subsuelo de la vivienda. Un segundo experimento le confirmo su descubrimiento. El dispositivo fue colocado en el armazón de acero de un edificio en construcción y, tras ser regulado a la frecuencia adecuada, toda la estructura empezó a agitarse a causa de la vibración.

Lee esto también  El tren gravitacional, 42.12 minutos de viaje

En 1912, Tesla declaro en un entrevista: “Dentro de unas semanas podría colocar a la corteza terrestre en un estado de vibración que la haría oscilar, subiendo y bajando cientos de metros, sacando a los ríos de sus lechos, derrumbando edificios y destruyendo prácticamente la civilización”. En 1935 aclaro que, gracias a lo que el denominaba arte de la telegeodinámica, “las vibraciones atravesarían la tierra casi sin perdida de energía. La invención podría ser usada con efectos destructivos en caso de guerra”.

La técnica desarrollada por Tesla seria parecida a la empleada en el polémico proyecto HAARP. Aunque pretendidamente dedicado a la investigación de las auroras boreales y la atmosfera, este eNikola Tesla proyecto haarps considerado por muchos como una de las más terribles armas que se hayan desarrollado nunca. Diversos investigadores sostienen que el enorme complejo de antenas construidas en Alaska con este fin, pueden emitir en una frecuencia que, si entran en resonancia con un lugar determinado de la superficie terrestre, provocaría un terremoto.

Los seísmos que afectaron al sur de California en 1986 y 1987, y los de Armenia y Japón, en 1989, fueron precedidos, según detectaron los satélites, por la aparición de misteriosas ondas radioeléctricas. Esta información, publicada en 1992 por el diario Washington Times, ponía de manifiesto, una vez más, la aparente relación entre los movimientos sísmicos y determinadas señales electromagnéticas.

Loading...
Comparte esto:
Share

Comentários no Facebook