8 May

El Ovni estrellado en Aurora

El Ovni estrellado en AuroraDe todos los sucesos donde hay Ovnis de por medio, quizás el de Aurora sea el más intrascendente, incluso el más aburrido, porque simplemente se estrelló una nave piloto que había partido de una nave madre para explorar la superficie terrestre. La fecha del suceso fue el 17 de abril de 1897.
Estos extraterrestres procedían de Anthea 4, es decir que eran de la misma raza que medio siglo más tarde, en 1947, se accidentarían en Roswell. La nave siniestrada, que contaba con tres tripulantes, perdió estabilidad –las máquinas extraterrestres están sujetas a fallar, como cualquier máquina– y cayó a tierra impactando sobre el molino del juez Proctor, en Aurora, Texas. A causa del accidente falleció uno de ellos y los otros dos se salvaron porque fueron teletransportados a la nave madre de inmediato, y aunque estaban muy heridos pudieron ser salvados.

El extraterrestre recibió cristiana sepultura en el cementerio de Aurora, y la historia concluye en que las autoridades prohíben toda investigación al respecto.
La historia de Aurora y la de Roswell se parecen. Se trata de dos Ovnis estrellándose, o de incidentes Ovnis, separados exactamente por cincuenta años: 1897 a 1947. Y si por un lado Aurora es un punto perdido en el centro de una inmensa llanura, a veces exuberante y a veces desoladamente privada de vegetación, en el estado de Texas, Roswell esta igualmente al centro de la nada y al oeste de ninguna parte, como dicen los lugareños de Nuevo México, incluso hoy.

Fue en un periódico, el Dallas times Heráld., el que publico una nota, proveniente de su corresponsal en Aurora, que reportaba la noticia de una gigantesca nave espacial, que luego de haber surcado lentamente el espacio aéreo, posiblemente por una avería, se precipito sobre el molino de viento del juez Proctor, reduciendo todo fragmentos, tanto que los restos se esparcieron en un espacio de 30.000 metros cuadrados.

Lee esto también  ¿Cuántas civilizaciones extraterrestres existen en nuestra galaxia?

Las principales diferencias surgen al hablar de los testigos oculares, En Aurora la trayectoria de la astronave fue seguida con expectación por un gran numero de personas y el punto de impacto propiamente dicho no se sabe con certeza si hubo testigos oculares o si quizás los militares solo rastrearon la trayectoria y, por otra parte, operando con retraso en la recuperación de los restos y los respectivos ocupantes, Pero basta echar un vistazo a los mapas de estas regiones del centro y sur de los Estados Unidos para darse cuentea de una notable interrelación entre Roswell y Aurora. No se puede menos que sospechar que esta es una zona caliente. Por ejemplo, a la izquierda está nuevo México con Roswell. Al suroeste de Roswell está Alamogordo. Dirigiéndose hacia el este, desde Roswell sobre la misma línea por el aire, pero ya en territorio Texano, encontramos Lubbock y después de Dallas, Aurora, ligeramente al noroeste de Dallas. Aunque no está señalado en muchos de los mapas, porque solo dista una hora de Dallas. Lo que se puede ver en el mapa es una especie de “rectángulo maldito”, entre Nuevo México y Texas, en el cual parecen acaparar la atención de los Ovni. Cabe preguntarse por qué.

Como antecedentes, en Texas se habían verificado múltiples avistamientos entre 1896 y 1897, de “naves aéreas” o naves espaciales, que muchos diarios de la época habían ilustrado de una manera mas bien fantasiosa como gigantescas cáscaras de nueces voladoras. Aun más: entre los restos del objeto que explotó en Aurora, que parecían ser de una aleación entre aluminio y plata, de peso calculado en varias toneladas (en base al relato de los testigos oculares registrado en los periódicos de la época), fueron recuperados documentos, quizás restos de la bitácora de a bordo, con impresiones jeroglíficos indescifrables. El propio alcalde de Roswell habla sobre el testimonio directo de Mac Brazel y su hijo Bill, así como del mayor Jesse Marcel, jefe de contraespionaje de la base de Roswell, el cual fue el primero en explorar con Brazel su terreno en la zona de Corona, encontrándolo cubierto de restos, entre los cuales aparecían extrañas barras metálicas con incisiones jeroglíficas incomprensibles.

Loading...
Lee esto también  El Enigma de los Peces muertos

Ahora veamos acerca de los seres que venían en el interior de los Ovnis. El cuerpo del que se estrello en Aurora parece que fue atrozmente desgarrado, pero a tal grado que fue identificado como diferente a los seres humanos. En este sentido escribe el Dallas Herald: “… de todo lo que hasta ahora se ha podido averiguar, resulta claro que no se trataba de un habitante de este mundo”. A pesar de ello sus restos serán sepultados al medio día (la fecha del diario era el 19 de abril de 1897, dos días después del incidente), en el cementerio de Aurora. Firmado S.E Haydon”.

Comparte esto:
Share

Comentários no Facebook