7 Feb

La Enigmatica y Fascinante Cueva de los Tayos

La Cueva de los Tayos está considerada como uno de los lugares más enigmáticos de la tierra. De este laberinto subterráneo se ha hablado mucho, también escrito, pero poco se sabe sobre los misterios que oculta. Erich von Däniken, el conocido escritor suizo, fue quien más hizo por divulgar la existencia de estas cuevas a partir de un húngaro nacionalizado argentino, Juan Moricz.

Éste afirmaba que allí, bajo la selva, existía una verdadera biblioteca de placas metálicas repletas de intrigantes inscripciones jeroglíficas o ideográficas. Cada una contenía una parte de la historia de la Humanidad que sería capaz de revolucionar todos los conocimientos sobre nuestros orígenes y futuro.

La existencia de tales placas está rodeada de muchísima confusión, particularmente porque al parecer Moricz mantenía en secreto la localización exacta de un recinto subterráneo denominado “La Biblioteca”, y por otro se hablaba de la existencia de una raza de humanoides habitando aquel “mundo intraterrestre” –como solía decir–, una raza alienígena que milenios atrás llegó a nuestro planeta.

A todo esto se agrega una expedición realizada en el año 1976 por Stanley Hall, un científico escocés, de la que participó también el astronauta Lunar Neil Amstrong, y de quien dicen que se llevó cuatro cajas misteriosas, herméticamente selladas, sin que se supiera qué es lo que en verdad contenían.

Leyendo tan sólo la acta notarial de su hallazgo, con fecha 21 de julio de 1969, en la ciudad costeña de Guayaquil, a cualquiera se le encrespan los cabellos frente a estas detonantes afirmaciones:

“…he descubierto valiosos objetos de gran valor cultural e histórico para la humanidad. Los objetos consisten especialmente en láminas metálicas que contienen probablemente el resumen de la historia de una civilización extinguida, de la cual no tenemos hasta la fecha el menor indicio…”

Lee esto también  Falso o verdad los ataques de tiburones

En algunas entrevistas que cedió Moricz, este un tanto confundido hablaba que habia tenido sueños recurrentes en los cuales visitando la cueva, se habia encontrado por asi decirlo, con un científico Neandertal de ese otro universo paralelo que descubrió la forma de pasar a este universo por la zona de Canadá.

Fue tanta la sorpresa de Moricz, que su cerebro no aceptó lo que vio y entonces inconscientemente lo rechazó y solo cree que fue un sueño. Simplemente pensó que había pasado por una puerta dimensional pero que todas esas cosas las vio como un sueño.

Loading...
Comparte esto:
Share

Comentários no Facebook