20 Feb

La Bestia De Gevaudan

Entre 1764 y 1767, más de 130 personas, mujeres y niños, casi en exclusiva, fueron horriblemente asesinados -a dentelladas- por una bestia misteriosa. Todo esto ocurrió en la región montañosa del Gévaudan, en el centro de Francia, y nadie logró resolver el enigma a pesar de las insistentes batidas y de las inmensas recompensas reales.

La bête (bestia) del Gévaudan pasó a formar parte de la mitología del país, de la misma manera que el monstruo de Lago Ness para los escoceses. Lo cierto es que la bestia de Gévaudan aterrorizó a la población de Aveyron en el siglo XVIII y quebrantó la autoridad de Luis XV, convirtiéndose rápidamente en un asunto de Estado.

Durante tres años, de 1764 a 1767, el monstruo hizo más de 100 víctimas, sembró el terror en Francia y puso en ridículo a las autoridades locales. Según el testimonio de uno de los capitanes de los dragones, logró ver cara a cara a la Bestia antes de que ésta consiguiese huir. Era tan grande como su propio caballo, pero pronto lo dejó atrás con facilidad, pues lo superaba ampliamente en velocidad y agilidad. Mientras huía, él y los hombres que le acompañaban descargaron varias decenas disparos contra ella que ni siquiera parecieron atravesar su piel.

El único caso creíble (y probable) en esa zona de posible origen de esta bestia, sería un híbrido producido entre un perro y un lobo o entre dos razas grandes de perro. Son relativamente frecuentes y conocidos los casos de cruces fortuitos entre perros y lobos, ya que comparten un material genético prácticamente idéntico, y además en este caso concreto pueden generar descendencia con capacidad reproductora. Sería muy interesante ver el resultado del cruce entre un lobo y una especie de perro de gran tamaño (un mastín o un dogo alemán, por ejemplo).

Lee esto también  El Increible poder de Daniel Dunglas Home

Por otro lado, las peleas organizadas entre perros de presa entrenados para la lucha y otros animales (osos, lobos, tejones, etc.) ya eran habituales en toda Europa desde hacía varios siglos. Esos perros utilizados para batidas de caza, peleas y guerras, muchas veces eran cubiertos parcialmente por sus dueños con protecciones de cuero y metal para evitar las heridas que les pudieran producir sus adversarios.

Otros argumentan que se trató de una especie de híbrido obtenido por un experimento hecho por extraterrestres, que hicieron una especie de combinación entre un animal de su planeta y un lobo terrestre, dando como resultado un enorme engendro, del tamaño de un toro y de una agilidad asombrosa. Este animal lo capturó un terrateniense de esa época, obviamente sin saber su procedencia, y lo utilizó para que matara a muchos de sus opositores.

Pero también él sufrió la acometida de la bestia, porque un certero zarpazo le arrancó parte del rostro, dejándole una horrible cicatriz que lo obligó a llevar permanentemente una máscara. Es cierto también que el animal mató a muchísimas personas, especialmente mujeres y niños, pero no lo es que lo capturara un solo campesino.

Lo que en realidad sucedió es que los pobladores de alguna manera sabían del animal y de las maquinaciones del terrateniente, y cansados de las tropelías tomaron por asalto el lugar donde vivía y entre todos mataron al animal y al terrateniente e incendiaron su castillo y todas sus pertenencias. Después no hubo más muertes, con lo que quedó demosrado que se trataba efectivamente de la bestia que asolaba la zona.

Este hecho, también podría explicar, al menos en parte, el extraño aspecto de la bestia ante los ojos de los testigos. No sería difícil imaginar lo que podría hacer un híbrido de las especies antes mencionadas abandonado en una zona habitada y teniendo que subsistir por sus propios medios… Por todo ello, esta última es la posibilidad que parece más aceptable, teniendo en cuenta los datos que se poseen y las descripciones de los testigos, ¿sería un híbrido entre un lobo y un animal extraterrestre la famosa bestia del Gévaudan?

Loading...
Lee esto también  Dan Cooper, el legendario temerario
Comparte esto:
Share

Comentários no Facebook