5 Sep

La Nanotecnología en el futuro cercano

La nanotecnología, la ciencia de la escala atómica. Donde se juega con los átomos. Para el futurista Eric Drexler, menciona que en poco más de 7 años “el tejido de la cultura humana se retejara drásticamente por medio de maquinas del tamaño de una proteína capaces de fabricar, molécula a molécula, cualquier cosa que un ingeniero pueda diseñar. Al mover los átomos individualmente, los expertos del futuro tendrán en su mano los botones de mando de la naturaleza. En este sentido, pronto se crearan nuevos materiales adaptados a las necesidades de clientes específicos, casi a partir de chatarra”.

En la escala del nanómetro, los ordenadores serán del tamaño de una aspirina. Se fabricara una nueva generación de materiales electrónicos y ópticos; cables cuánticos por los que podrán cruzar miles de canales de televisión. El agujero atómico que resulta de extraer un átomo de un material semiconductor podría usarse para codificar un bit. En una superficie de un centímetro cuadrado que contenga un cuatrillón de átomos, se podrá almacenar toda la sabiduría humana.

El cerebro humano le lleva una ventaja injusta a la tecnología: esta hecho de proteínas. Pero ahora la nanotecnología ya puede construir péptidos a medida. El bionanotecnólogo Boxer, de la Universidad de Stanford aseguró lo siguiente: “una vez que se hayan hecho realidad los interfaces entre las moléculas biológicas y los componentes electrónicos, se podrá pensar en el ordenador biomolecular, análogo en su funcionamiento al cerebro humano”.

Los ingenieros fabricaran nanorrobots capaces de viajar a través del organismo para, por ejemplo, reparar tejidos allí donde no llega el bisturí, o realizar misiones de búsqueda y destrucción de agentes patógenos. Recordemos a Isaac Asimov en este tema en “viaje alucinante” sobre viajar por el interior del cuerpo humano tomando fotos. En otra novela “Presa” de Michael Crichton, también construyen nanomáquinas no sólo para viajar por el cuerpo humano y tomar fotografías como un pacífico turista, sino con fines un poco más bélicos.

Lee esto también  La Enigmatica y Fascinante Cueva de los Tayos

En el mismo espacio que hoy ocupa un chip de silicio –izquierda-, la nanotecnología fabricará computadoras superpotentes.
Otra aplicación con la nanotecnología son los fullerenos, moléculas puras de 60 átomos de carbono distribuidos en 20 hexágonos, y dotados de la simetría perfecta de un balón de futbol, se convertirán en los ladrillos de las nanofactorías. Fabricar estas moléculas cuesta lo mismo que cuesta hoy obtener el aluminio. Los mejores lubricantes del mundo podrían llegar a ser los fullerenos fluorados. El ordenador superconductor –el ordenador de la sexta generación- se basará en esta molécula balón.

Desde hace décadas la nanotecnología se ha incluido en relatos de obras de ciencia ficción. A los nuevos tiempos y avances vertiginosos de nuestra época, tal parece que es tiempo que los autores del género tendrán que actualizar sus estrategias argumentales, puede que aun haya campo de donde sacar posibilidades imaginarias para un recurso argumental de la ciencia-ficción utilizando la nanotecnología. Pero ahora, el escritor de este género tendrá que presentar algo que llegue más lejos de lo que la nanotecnología pueda ofrecer, si quiere dejar una marca futurista para su obra. Pero, ¿Qué sigue más allá de la nanotecnología?, bueno en orden lógico sería la picotecnologia, la femtotecnologia, la attotecnologia…

Una de las obras que abordan este tipo de tecnología entre sus párrafos, esta la de “El Otoño de las Estrellas”, en parte menciona acerca de una civilización extraterrestre que como era de esperarse en estos relatos, siempre tienen la tecnología mas avanzada que la humana, saltando más allá incluso de la picotecnologia (que es mil veces mas pequeña que la nanotecnología).

Lee esto también  La Señal WOW!

En el género literario de la ciencia ficción hay de donde alargar la mano y abastecerse de novelas y libros que hablan sobre la nanotecnología y sus descendientes tecnológicos mas avanzados. Greg Egan, programador pero mejor conocido como escritor de novelas y relatos de ciencia ficción, destacó con su obra Ciudad Permutación y tiene para seguir hablándonos más, tratando estos temas relacionados con la ciencia de lo nano. Comics, novelas, libros y las películas que nos muestran en pantalla las obras relatadas de la ciencia ficción en el campo de la nanotecnología y mas allá, seguirán sorprendiéndonos, tal vez inspirándonos y apasionándonos en el terreno de lo aun no visto en nuestro mundo sobre los nuevos avances tecnológicos de la ciencia de lo infinamente diminuto y que, quien sabe, quizás de tu mente salga alguna idea revolucionaria o complementaria para este campo y hacer más interesante nuestro mundo y universo.

Fuente: Ciencia, Tecnologia y Ciencia Ficción

Loading...
Comparte esto:
Share

Comentários no Facebook